Con sumo placer y orgullo comunicamos a la comunidad universitaria la distinción que recae sobre el profesor y arqueólogo Miguel Rodríguez López al dedicársele la Semana de la Puertorriqueñidad en el Departamento de Educación de Puerto Rico. Este reconocimiento constituye una celebración a la extensa trayectoria académica y profesional del profesor Rodríguez, adscrito al Programa de Educación General del Departamento de Artes Liberales.

 

Prof-Rodriguez

 

El arqueólogo Rodríguez se unió al claustro de la entonces Universidad del Turabo en 1979, bajo la rectoría de Juan M. González Lamela, en un momento de ebullición de la arqueología en Puerto Rico. Discípulo predilecto del doctor Ricardo E. Alegría, jugó un rol fundamental en la excavación y hallazgo de las piezas arqueológicas de la cultura indígena más antigua de nuestra historia, los huecoides, a fines de la década del ochenta. Con el apoyo del entonces rector, Gamalier Pérez, y del presidente emérito, José F. Méndez González, la totalidad de las piezas fueron traspasadas a nuestra universidad, siendo el atractivo del entonces Museo de Artes Populares, del que fue segundo director.

 

Prof-Rodriguez

 

Graduado de la primera clase de maestría en Estudios Puertorriqueños del Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe en 1985, el profesor Rodríguez fue rector de ese centro docente entre 2004 y 2019, cuando se reintegró a nuestra facultad. Embajador del estudio de la identidad puertorriqueña, ha desempeñado un rol fundamental en el estudio de las culturas originarias de Puerto Rico y el Caribe. Como profesor ha sido un ferviente defensor de los estudiantes y sus oportunidades de desarrollo. Como colega, todos reconocen su compañerismo y solidaridad.

 

Prof-Rodriguez

 

Conoció de cerca a doña Ana y la visión de su proyecto educativo, con el que se comprometió y que tanto ha defendido. Nuestro recinto se une a estas celebraciones en la Semana de las Humanidades al reconocer sus aportaciones a la Universidad Ana G. Méndez. En mi nombre, y en el de la comunidad del Recinto de Gurabo, vaya nuestra sincera felicitación y nuestro sentimiento de profundo orgullo.  ¡Enhorabuena!